partlycloudy
11:50 am
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Hispanas aspiran a ocupar el escaño de un senador estatal fallecido en Texas

Houston (Texas)

Dos hispanas con muchos años de experiencia acumulados en el servicio público y la política compiten por el asiento en el Senado de Texas que dejó vacante Mario Gallegos, quien murió pocos días antes de las elecciones del pasado 6 de noviembre.

Gallegos, el primer hispano en convertirse en senador por el Distrito 6, uno de los más grandes del estado con una población que supera los 100.000 habitantes (el 70 % de origen hispano), falleció el 14 de octubre debido a complicaciones con el hígado.

En estos casos, la ley de Texas dictamina que si un candidato muere 74 días antes de las elecciones, su nombre no será eliminado de la boleta electoral y seguirá el curso normal de los comicios.

Eso sucedió con Gallegos, que superó a su rival, el republicano R.W Bray.

Ahora, el gobernador de Texas, Rick Perry, deberá decidir una fecha para que se lleven a cabo estas elecciones extraordinarias antes del 15 de diciembre. Las elecciones se podrán efectuar a partir de esa fecha y hasta mediados de febrero.

Eso es exactamente lo que preocupa a ambas candidatas, Carol Alvarado y Sylvia Gracia, quienes prefieren que los comicios se lleven a cabo lo más pronto posible para juramentar en la próxima sesión legislativa que empieza a principios de enero en Austin, la capital del estado.

Para Alvarado, actual representante de la Cámara Baja por el Distrito 145, conocer al próximo senador que representa a esa circunscripción cuanto sería un alivio para los votantes y una necesidad para la bancada demócrata, frente a una mayoría republicana.

"Se van a presentar un sinnúmero de proyectos de ley que importan a la comunidad hispana y al estado, como por ejemplo educación. El impacto de los recortes efectuados en la sesión legislativa pasada en ese sector ha sido crítico", dijo Alvarado a Efe.

"El sector salud también experimentó recortes de presupuesto significativos y al parecer vamos a tener un buen número de propuestas legislativas que afectarán directamente a la comunidad indocumentada cuando en Washington se habla al mismo tiempo de una reforma migratoria", agregó.

Alvarado, graduada de la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Houston, fue electa por primera vez a la Cámara de Representantes en 2009 y ha sido miembro de cuatro comités legislativos.

También ha participado en la elaboración de casi 150 propuestas de ley, una de ellas la que permite a los médicos efectuar sonogramas transvaginales a sus pacientes embarazadas.

Su carrera política comenzó en el Ayuntamiento de Houston como concejal hasta llegar a ocupar el cargo de vicealcaldesa.

"El Congreso estatal necesita a alguien con experiencia en estos menesteres que sepa resolver problemas legislativos de inmediato sin necesidad de recibir un curso acelerado de cómo funciona el sistema en Austin", afirmó Alvarado, refiriéndose a la supuesta inexperiencia de su contrincante directa.

Sin embargo, García no es una novata en el servicio público.

Fue electa como comisionada del condado Harris, donde se encuentra Houston, en 2002.

También fue contralora en el Ayuntamiento de Houston y directora y juez del sistema municipal de esta ciudad.

"Esta posición, la del Senado, es importante porque genera leyes de impacto no sólo para una región sino para todo el estado en temas como empleo, seguro de salud, y educación, especialmente las escuelas públicas", dijo García a Efe.

"En esta sesión legislativa, uno de los puntos más importantes será el del presupuesto que decide el manejo de todos los sectores públicos del estado en los próximos dos años, y en eso, mi experiencia es amplia", destacó.

García cuenta con el respaldo político de varios legisladores, mientras que Alvarado tiene el apoyo de la familia de Gallegos, quien antes de morir, según la esposa del fallecido legislador, expresó su deseo de que su reemplazo sea la actual representante.

Ambas, tanto García como Alvarado, señalan que lucharán en contra de propuestas antiinmigrantes.

De los 31 escaños en el Senado de Texas, los demócratas suman 12, uno más que el mínimo requerido para bloquear un proyecto de ley.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir