sunny
1:36 am
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Trabajadores que enfrentan deportación demandan a antiguo empleador

Charlotte (Carolina del Norte)

Un grupo de trabajadores hispanos que fueron detenidos por Inmigración en una redada en Carolina del Norte en 2011 y enfrentan la deportación presentaron una demanda contra su exempleador por malas condiciones laborales y salariales.

Los trabajadores hispanos presentaron una acción legal en el condado Buncombe contra el negocio y sus dueños, Jian Qing y Sandy Wang, alegando que trabajaban seis días a la semana, un promedio de 12 horas al día, en total 72 horas por semana, ganando menos que el sueldo básico de 7,25 dólares por hora.

Estos empleados cobraban unos 750 dólares cada quince días, lo que supone cerca de 5,21 dólares por hora e incluso en ocasiones algo menos, y no recibían compensación por el tiempo extra.

Denunciaron además condiciones "deplorables" a las que fueron sometidos mientras cumplían la jornada laboral.

Osvaldo Solís Medina explicó en la demanda que "casi nunca tomaba descanso, ni tampoco tenía tiempo para comer durante su turno", mientras que Flor María afirmó que "escasamente podía alimentarse" por la intensidad del trabajo.

Seth Faber, de la organización Defensa Comunitaria, grupo que desde el año pasado viene asistiendo a los inmigrantes, explicó hoy a Efe que continuarán luchando para que se haga justicia en el caso de los trabajadores.

"Buscamos que se les pague todos sus salarios retenidos y porque no los saquen del país. La presión continuará, ya tenemos apoyo del NC Dream Team, y una petición circula a nivel nacional que pide el paro a las deportaciones de los cinco trabajadores".

Osvaldo Solís afirmó en un comunicado al cumplirse un año de su detención que han sido tratados como "criminales" en vez de "trabajadores dedicados que sostienen a sus familias y a la comunidad".

"El 'sueño americano' y nuestras esperanzas se han destruido", apuntó el inmigrante que pidió a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) que tenga "dignidad" y no persiga a "trabajadores".

Los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) se presentaron el 29 de noviembre de 2011 en el restaurante Shogun Buffet & Hibachi Grill, localizado en Asheville, al oeste del estado, en una operación que terminó con la detención de 12 empleados, siete de ellos hispanos.

ICE declaró en esa ocasión que la operación iba dirigida a la "captura de un individuo", pero la comunidad inmigrante la catalogó de "redada".

Aunque varios detenidos pudieron salir en libertad condicional y sin el pago de la fianza migratoria, comenzaron sus procesos de deportación.

Para Steve Agan, abogado de los trabajadores, los acusados tomaron ventaja de los trabajadores en parte por su situación migratoria irregular en el país.

Una investigación posterior del Departamento de Trabajo resultó en la compensación de algunos salarios atrasados a los trabajadores, pero la demanda actual busca recuperar dinero bajo la ley de horas y salarios de Carolina del Norte.

En cuanto a la situación migratoria de los hispanos, que provienen de El Salvador, México y Guatemala, la abogada Elizabeth Simpson declaró a los medios que ha solicitado a ICE que aplique la "discreción" a sus clientes.

Simpson busca que cancelen las deportaciones de los cinco hispanos bajo el criterio de que no son una prioridad para las autoridades de inmigración.

"Continuaremos apoyando a los 'Cinco de Shogun' todo el camino de su lucha por la vida y trabajo digno, y seguiremos denunciando a la Administración Obama por no cumplir sus promesas", afirmó Loida Ginocchio-Silva, organizadora de Defensa Comunitaria.

Los inmigrantes tienen hasta el próximo 16 de enero para resolver su situación migratoria, cuando se cumple el plazo de abandonar el país.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir