partlycloudy
5:50 am
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Continúa la búsqueda de una niña hispana que padece de leucemia

Phoenix, Arizona

Luego de que las autoridades emitieran una orden de búsqueda para encontrar a una menor de 11 años de edad enferma de leucemia cuya madre la retiró del Phoenix Children's Hospital antes de concluir su tratamiento de quimioterapia, y que los medios criticaran a la familia por esa acción, nuevos detalles ofrecen un mejor panorama del caso.

De acuerdo con documentos policiales y del Phoenix Children's Hospital, el pasado 28 de noviembre, justo a un día de ser dada de alta de ese nosocomio, Norma Bracamontes, madre de la menor, retiró a su hija del hospital debido a constantes presiones sobre cuentas pendientes y negligencia por parte del hospital, ya que a la menor se le tuvo que amputar un brazo por una infección contraída, según acusa el padre de la menor, en ese establecimiento.

El sargento Steve Martos, del Departamento de Policía de Phoenix, declaró que durante el fin de semana, Luis Bracamontes, padre de la menor de 11 años, identificada solamente como Emily, fue cuestionado sobre el paradero de la niña cuando ingresó al país a través de una de las garitas en la frontera de Arizona, proveniente de México.

"Al ser cuestionado, el padre dijo no saber de la salida del hospital de su hija, ni el paradero de la menor y su madre", dijo Martos.

La preocupacion tanto de las autoridades como de los doctores de la menor, aumentaba ya que la enferma tenía, al abandonar el hospital, un catéter en el pecho por el cual le suministraban medicamentos y al no tener supervisión médica podría contraer otra infección que amenazara su vida.

No obstante, el padre de la menor, quien concedió una entrevista a la cadena de televisión NBC, mencionó que el hospital es culpable por la decisión de su esposa a causa de que la familia fue presionada para pagar la cuenta -que supera el millón de dólares- y la negligencia que resultó en la amputación del miembro superior derecho de Emily.

Martos aseguró que por el momento ninguno de los padres enfrenta algún tipo de cargo, lo único que piden es que lleven a la niña de regreso al hospital cuanto antes para que reciba el tratamiento médico que requiere.

Sin embargo, Bracamontes explica que la menor ya se encuentra bajo supervisión médica en una ciudad no identificada de México y que está bien de salud. Asimismo, asegura que el hospital estaba presionando para que la familia solicitara asistencia de AHCCCS para cubrir los costos del tratamiento, a pesar de que, según afirma, su seguro tiene un límite de dos millones de dólares por lo que aun tendría 700 mil para cubrir los gastos.

No está claro por qué el Phoenix Children's Hospital diría esto a la familia. El hospital no puede hacer declaraciones en cuanto al historial médico de la menor ni detalles sobre el caso, pero emitió un comunicado en el que explica que su mayor preocupación es que Emily reciba el tratamiento adecuado.

"El Phoenix Children's Hospital está profundamente preocupado por la seguridad y bienestar de Emily y continúa cooperando con las autoridades del orden público en su investigación. Si la familia de Emily tiene preguntas sobre el cuidado que se le proveyó, proponemos un canal de comunicación con el equipo", dijo el hospital en un comunicado.

Cabe mencionar que la menor y la madre son ciudadanas estadounidenses y el padre es de origen mexicano, pero residente permanente en este país.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir