partlycloudy
5:24 pm
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Obama: "No más excusas"

Phoenix, Arizona

Tras el horror y la indignación provocados por la reciente matanza en una escuela primaria, el presidente Barack Obama encomendó a su gobierno la elaboración de propuestas concretas para reducir la violencia relacionada con armas de fuego, que ha asolado cada vez con más frecuencia al país.

"Esta vez, las palabras deben conducir a los hechos", dijo Obama, que fijó enero como el plazo para que se le entreguen las recomendaciones. El mandatario pidió que el vicepresidente Joe Biden encabece este esfuerzo y prometió buscar la implementación de las nuevas propuestas sin ninguna demora.

El anuncio despertó el interés de muchos que reclaman una mayor restricción a la venta de armas de fuego y en particular de José Guzmán, un residente de Arizona, que perdió a su hijo a manos de otro joven de 15 años armado con un rifle de asalto AK-47 durante un asalto en un restaurante en 2005.

"Estoy completamente de acuerdo con el presidente, es una manera de evitar masacres entre los jóvenes", dice Guzmán, quien recién volvió a Phoenix después de participar ofreciendo su testimonio como padre de un hijo asesinado en la conferencia nacional de alcaldes en contra de las armas ilegales en la capital del país.

Un grupo de alcaldes de 38 estados del país lanzaron la campaña "Demand a plan to end gun violence" (Demanda un plan para terminar con la violencia con armas) que de acuerdo con cifras en su sitio web.se estima que más de 48 mil estadounidenses serán asesinados con armas de fuego durante el segundo término del presidente Obama si no se establece una estrategia sobre el tema.

Obama, quien no busco establecer algún control de armas pese a una serie de tiroteos mortíferos durante su primer periodo en la presidencia, rechazó que haya decidido guardar silencio sobre el asunto durante los cuatro años anteriores. Sin embargo, reconoció que la matanza del viernes fue "una llamada que nos hizo despertar a todos".

Veinte niños y seis adultos fueron asesinados por un joven que portaba un fusil estilo militar y que irrumpió por la mañana en la Escuela Primaria Sandy Hook de Newtown, Connecticut, el viernes 14 de diciembre.

También el miércoles, el presidente exhortó al Congreso a restablecer una prohibición de las armas de asalto, que expiró en 2004, y a aprobar una medida para corregir una laguna legal que permite a una persona comprar armas de fuego a comerciantes privados sin que se verifiquen sus antecedentes. Obama manifestó además su deseo de que el Congreso estudie la posibilidad de limitar las cartucheras de gran capacidad.

"El hecho de que este problema es complejo no puede ya ser una excusa para no hacer algo", dijo Obama. "El hecho de que no podemos prevenir todos los actos de violencia no significa que no podemos reducirlos con firmeza".

El anuncio del mandatario puso de manifiesto el sentido de urgencia que la Casa Blanca le dio a emitir una respuesta tras la matanza en Newtown. El caso ha llevado a que incluso algunos que defienden el derecho a portar armas contemplen una nueva legislación en el Congreso para controlarlas, y existe la preocupación de que esa disposición a abordar el tema se desvanezca cuando el paso de los meses mitigue la conmoción y el pesar por la masacre.

Obama consideró "alentador" el ver que gente de distintas ideologías y filiaciones políticas podía entender que el país tiene la obligación de prevenir estos actos violentos.

"Apuesto a que la mayoría, la gran mayoría de los dueños de armas, responsables y respetuosos de la ley, serían los primeros en decir que debemos tener la capacidad de evitar que unos cuantos irresponsables infractores compren un arma de guerra", dijo Obama.

La Asociación Nacional del Rifle anunció mediante una declaración en su página de internet que lamenta la tragedia ocurrida en Connecticut y que ofrecerá una conferencia sobre el tema de la regulación de armas de fuego este viernes en Washington D.C.

El presidente encomendó también al equipo encabezado por Biden la definición de vías para mejorar los recursos destinados a la atención de problemas de salud mental y al fomento de una cultura que no promueva la violencia.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir