partlycloudy
5:56 pm
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Los hispanos son los que menos se tratan enfermedades del corazón, según CDC

Atlanta

Llevar una vida saludable puede ayudar a reducir los riesgos de padecer de enfermedades cardiovasculares, algo de suma importancia entre los hispanos que son el grupo con menor índice de tratamiento, de acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Cada año en Estados Unidos cerca de 715.000 personas sufren un ataque al corazón y al menos unas 600.000 personas mueren a causa de padecimientos cardiacos, lo que representa una de cada cuatro muertes, según cifras de los CDC.

En 2011, la prevalencia entre los hispanos con enfermedades cardiacas era de un 9 por ciento y un 3 por ciento de esta minoría había sufrido un derrame cerebral, de acuerdo con estimados de los CDC.

Por ello, las autoridades buscan crear mayor consciencia sobre este problema en febrero, designado como el Mes Nacional del Corazón.

"Para mantener el corazón saludable debe mantenerse un peso saludable, debe hacerse ejercicio, no fumar y chequear regularmente la presión arterial y colesterol", dijo a Efe Elena Kuklina, epidemióloga de los CDC.

Disminuir el tamaño de las porciones, reducir el consumo de sodio y aumentar la actividad física deben ser parte de la rutina para prevenir problemas del corazón, advirtió la experta.

La especialista destacó la necesidad de informar a la comunidad hispana acerca de los riesgos de enfermedades cardiacas y los cambios de estilo de vida que pueden ayudar a prevenirlas.

"Es importante que los hispanos se revisen la presión arterial regularmente, que es algo que puede hacerse fácilmente hasta en el supermercado", aseveró Kluklina.

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte tanto entre hombres como mujeres en Estados Unidos y entre los hispanos representan un 27 por ciento.

Según Kuklina, pese a que llegar a una sala de emergencias dentro de las primeras 12 horas en las que se han empezado a experimentar los síntomas de un ataque al corazón puede reducir el riesgo de morir a causa de éste hasta en un 47 por ciento, sólo uno de seis méxico-americanos conocen los principales signos de alerta.

Dolor o presión en el pecho, dolor o molestia en la mandíbula, el cuello o la espalda; sentir debilidad, mareos o desmayos, experimentar dolor o molestia en los brazos o los hombros, quedarse sin aliento o tener dificultad para respirar son cinco de las señales de un ataque al corazón.

Asimismo, las autoridades advierten sobre la importancia de evitar los factores de riesgo como el tabaquismo, que se estima causa el 26 por ciento de los ataques cardiacos y entre el 12 y 19 por ciento de los accidentes cerebrovasculares.

La diabetes, la obesidad, la presión arterial alta y el colesterol alto son otros de los factores de riesgo que la experta señala que no deben descuidarse para prevenir enfermedades cardiovasculares.

"Los hispanos tienen tasas de prevalencia de obesidad y sobrepeso más altas, que en general se debe a una actividad física baja, y esto es uno de los factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular", indicó la epidemióloga.

Asimismo, los hispanos tienen más probabilidades que los blancos no hispanos de padecer de diabetes y a que ésta se presente a más corta edad, otro de los factores de riesgo de la enfermedad cardiaca.

Los CDC, en conjunto con otras agencias gubernamentales, llevan a cabo esfuerzos por informar en español a la comunidad hispana sobre estos riesgos a través de la campaña Million Hearts.

La iniciativa tiene entre sus objetivos informar acerca de los riesgos de la enfermedad cardíaca y prevenir un millón de ataques al corazón y derrames cerebrales.

De acuerdo con cifras de la campaña, cada cuatro minutos muere una persona en Estados Unidos a causa de un derrame cerebral, padecimiento que es considerado como la cuarta causa principal de muerte en la población hispana.

La enfermedad cardiovascular, que incluye la enfermedad coronaria y los accidentes cerebrovasculares, representa un costo de 3.126 millones de dólares en Estados Unidos cada año, lo que incluye gastos en servicios de atención médica, medicamentos y pérdida de productividad, según los CDC.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir