partlycloudy
11:50 pm
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Impuestos, la cita ineludible

"En la vida sólo dos cosas son ineludibles: la muerte y los impuestos". Así lo dijo hace más de 200 años Benjamín Franklin, pero esa sentencia todavía sigue tan vigente para los contribuyentes en los Estados Unidos, como el Servicio de Rentas Internas que en 2013 cumple 60 años.

En este país el consumidor vive de temporada en temporada. Hay tiempo para el béisbol, para el fútbol americano, para las campañas políticas, para los huracanes y hasta para el pavo; y hoy, cuando las tiendas y centros comerciales comienzan a vestirse de San Valentín también empiezan a `florecer' los anuncios que ofrecen la preparación de la declaración de impuestos, income tax.

"Reembolso inmediato", "Más reembolso que los demás", "Todas sus W-2 por el mismo precio", Income tax en español" son algunos de los anuncios que buscan llamar la atención del contribuyente para que contrate a un preparador de impuestos para que le tramite su declaración. No faltan tampoco hombres y mujeres disfrazados de estatua de La Libertad y hasta de osos de peluche gritando a voz en cuello frases como: "Aquí su income tax es más barato y su reembolso más rápido y jugoso", ya en medio del frío inclemente del norte, ya acosados por el calor extremo del sur de la unión americana.

El Servicio de Rentas tuvo que esperar hasta el 30 de enero para comenzar a procesar las declaraciones de impuestos y reembolso de la temporada 2013, debido a los últimos ajustes por los cambios recientes introducidos por la Ley de Alivio al Contribuyente (Taxpayer Relief Act -ATRA- en inglés). El Servido de Rentas calcula que 120 millones de hogares presentarán su declaración este año. La fecha límite es el 17 de abril, para quienes no quieran pedir extensión.

Andrea López es uno de los contribuyentes que espera presentar su declaración. Apenas llegó a los Estados Unidos en junio de 2012 procedente de México, pero ya ha escuchado toda suerte de comentarios acerca del reembolso de impuestos (tax return). Para Andrea, al igual que para millones de familias en los Estados Unidos, la temporada de impuestos es sinónimo de la llegada del `Tío Sam' con el sombrero repleto de dinero.

Lo que Andrea no sabía es que se llama reembolso o devolución de impuestos porque el IRS le devuelve al contribuyente la suma de dinero que pagó por encima de lo requerido de acuerdo con, entre otros, su nivel de ingresos, estado civil, cantidad de dependientes, relación laboral (si es empleado o contratista), estado en el que vive, si le debe o no al IRS y hasta si su vivienda fue afectada por la furia de la naturaleza.

Ella es soltera y trabaja desde la semana siguiente a su llegada a Texas, pero le recomendaron decir en el trabajo que tiene tres dependientes para que "no pague tantos impuestos". Por esa razón Andrea no tendrá devolución de impuestos. Quizá califique para el Crédito por Ingreso del Trabajo (Earned Income Tax Credit -EITC- en inglés) que es una suma que el gobierno les da a los contribuyentes de bajos ingresos como incentivo al trabajo y a manera de subsidio para que vivan mejor.

Debido a sus bajos ingresos (menos de US$9,500 para un soltero en 2012) Andrea no está obligada a presentar la Declaración de Impuestos, pero si quiere obtener el crédito deberá hacerlo.

Como Andrea, millones de contribuyentes esperan ansiosos su formulario W-2, insumo principal (allí el empleador registra los ingresos y las deducciones del empleado) para que un preparador de impuestos los acompañe a cumplir la cita anual e ineludible con el `Tío Sam'.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir