sunny
3:33 am
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

EEUU y Siria divergen en llamar terrorista a grupo

MARRAKECH, Marruecos - Estados Unidos y el líder de la nueva coalición siria agasajada durante una conferencia en Marruecos el miércoles expresaron públicamente su discrepancia sobre si un grupo rebelde debe calificarse de terrorista, destacando un dilema clave en los esfuerzos para derrocar al régimen del presidente Bashar Assad.

Aunque Estados Unidos, Europa y sus aliados reconocieron al nuevo grupo de oposición como el único representante legítimo del pueblo sirio para que reemplace al régimen de Assad, tienen que lidiar con el hecho de que algunas de las principales victorias en el campo de batalla son logradas por grupos extremistas que Occidente desea que nunca lleguen al próximo gobierno del país.

El gobierno de Obama calificó el lunes como terrorista a la organización que encabeza Jabhat al-Nusra, un día antes que reconociera a la recién formada Coalición Nacional Siria como los legítimos representantes del pueblo sirio.

La oposición siria ha estado bajo una presión internacional intensa desde hace meses para que formara una coalición organizada más representativa que pudiera recibir asistencia internacional en los combates contra Assad. La organización formada en Doha en noviembre fue reconocida formalmente el miércoles por 114 países durante la cuarta conferencia Amigos del Pueblo Sirio que se realiza en Marrakech.

El subsecretario de Estado de Estados Unidos para Medio Oriente, William Burns, consideró a la nueva coalición como el futuro de Siria que Estados Unidos desea: democrática, pluralista, inclusiva y unificada.

"El paso que tomemos con respecto a la designación del Frente al-Nusra provoca alarma ante un nuevo tipo de futuro muy diferente para Siria, sobre la dirección que un grupo como al-Nusra pueda tomar en Siria a fin de imponer su voluntad y amenazar la estructura social" destacó, refiriéndose al grupo como sucesor de al-Qaida en Irak.

Sin embargo, el presidente de esa coalición, Mouaz al-Khatib, a quien Burns invitó a Washington en la conferencia, discrepó públicamente en poner en la lista negra a uno de los grupos de combatientes más efectivos en la guerra contra Assad.

"Digo bajo total transparencia que debería reconsiderarse el catalogar de organización terrorista a una de las facciones que combaten al régimen", dijo en un discurso en la inauguración de la conferencia. "Queremos mucho a nuestro país, aunque no estemos de acuerdo con todas las facciones".

Jabhat al-Nusra ha conquistado un número de bases del régimen en el norte de Siria y se ha adjudicado la responsabilidad de una serie de ataques que han golpeado considerablemente a instituciones del gobierno, como una explosión el miércoles en el Ministerio del Interior donde murieron cuatro personas.

En la conferencia, el portavoz de la oposición siria Walid al-Bunni instó a que se le proporcione "apoyo real" y no sólo reconocimiento a la Coalición Nacional Siria. La organización ha solicitado más respaldo internacional, incluso de índole militar.

"No sólo necesitamos pan para alimentar a nuestra gente", dijo el miembro de la oposición Salim Abdul Aziz al Meslet, en declaraciones a The Associated Press. "Necesitamos apoyo para nuestro ejército sirio. Necesitamos acelerar todo y deshacernos de este régimen".

Parte de ese apoyo parecía en camino. Arabia Saudí anunció en la conferencia un paquete de ayuda por 100 millones de dólares.

Los países occidentales se han mostrado reacios a enviar armas a Siria. Parte de esa reticencia se deriva de la situación experimentada en Libia, donde Occidente apoyó activamente a un bando en la guerra civil, dentro de un país que posteriormente se convirtió en foco de operaciones de distintas milicias.

Sin embargo, la retórica de Occidente se ha endurecido a medida que la guerra civil en Siria se ha prolongado durante casi dos años. Tras la muerte de más de 40.000 personas, de acuerdo con estimados de grupos de derechos humanos y en un momento en que los rebeldes obtienen nuevas victorias en el campo de batalla, hay temores de que Assad recurra a su arsenal químico.

"En el Reino Unido, no descartamos opción alguna para salvar vidas", advirtió el secretario británico del exterior William Hague, en su discurso durante la conferencia.

"No sabemos cuánto durará el conflicto en Siria, pero unir a la comunidad internacional en torno de estos esfuerzos, ayudar a la coalición nacional a ganar la confianza del pueblo sirio, planificar un futuro pacífico para el país y proteger a las víctimas del conflicto, de las que dependerá el futuro, constituye con seguridad la vía correcta para poner fin al conflicto y terminar con la escalofriante pérdida de vidas", agregó.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir