partlycloudy
10:46 pm
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Españoles reciben alivio con su enorme lotería

MADRID - Los afortunados ganadores de la apreciada lotería navideña en España _que reparte la mayor bolsa del mundo_ celebran haberle pegado a "El Gordo" en más de una docena de localidades del país donde fueron vendidos los boletos premiados, un momento de júbilo para un país que soportó otro brutal año de penurias económicas.

La lotería repartió el sábado en todo el país una bolsa de 2.500 millones de euros (3.300 millones de dólares) en premios libres de impuestos entre los afortunados que compraron boletos ganadores. Se destaparon botellas de champaña y la gente salió a festejar en 15 pueblos o ciudades, incluidas Madrid y Barcelona, donde hubo ganadores del premio mayor de 400.000 euros (529.840 dólares).

Un total de 520 millones de euros (687 millones de dólares) cayeron sólo en el suburbio madrileño de Alcalá de Henares. Entre los ganadores hubo 50 ex empleados de una siderúrgica que se cooperaron para comprar los boletos. La empresa donde trabajaban se fue a la bancarrota y dejó de pagar sueldos hace cinco meses.

"Estoy llena de felicidad, todavía no lo asumo por completo", dijo Josefina Ortega, una vecina del lugar. "Cuando otros ganan uno cree que nunca le pasará a uno, pero ha sucedido".

A diferencia de las loterías con unos cuantos grandes premiados, el sorteo español _que ahora celebra su bicentenario_ ha repartido siempre la fortuna de manera más pareja en lugar de concentrarla en premios enormes, de manera que miles de boletos reciben algún dividendo.

La lotería española es tan popular que es común que se vendan tres boletos por persona, y muchos consideran el sorteo como el inicio no oficial de los festejos decembrinos. Cada boleto cuesta 20 euros (26 dólares).

Antes del inicio de la crisis en 2008, los ganadores de la lotería utilizaban sus premios para comprar un pequeño apartamento sobre la playa o un vehículo nuevo. Ahora los afortunados dicen que emplearán el dinero sólo para cubrir gastos urgentes o pagar sus hipotecas y no perder sus viviendas.

Dolores Pérez y Teresa Palacio, que trabajan en una tienda donde se vendió un boleto ganador en Madrid, celebraron abriendo una botella de vino espumoso mientras vecinos curiosos las observaban. El afortunado ganador todavía no llegaba.

"Nunca había vendido un boleto para `El Gordo'. Hasta llegué a pensar que no existía", dijo Pérez con una gran sonrisa. "Por eso estoy feliz, he trabajado aquí 30 años y no había vendido un Gordo hasta ahora".

___

El periodista de The Associated Press Alan Clendenning en Madrid colaboró con este despacho.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir