sunny
7:02 am
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Vaticano: Papa no influirá en Iglesia tras retiro

CIUDAD DEL VATICANO - El anillo papal y otros poderosos emblemas de autoridad de Benedicto XVI serán destruidos, de la misma forma en que se hace tras la muerte de un pontífice, al tiempo que el Papa en retiro vivirá en un monasterio en los jardines del Vaticano y probablemente incluso deje de escribir textos teológicos.

La jerarquía eclesiástica se esforzó el martes en dejar bien claro que, para el papa Benedicto XVI, el retiro significa justo eso.

En momentos en que abundan las conjeturas sobre su papel en el futuro, el vocero principal del Vaticano, el padre Federico Lombardi, afirmó explícitamente que el pontífice de 85 años no influirá en la elección de su sucesor.

Y Lombardi profundizó en el sentido de que el pontificado ha llegado a su fin al decir que, después de que éste finalice formalmente el 28 de febrero, "los objetos estrictamente vinculados" con el ministerio papal serán "destruidos". Entre ellos está el anillo del Papa, que utiliza como sello para documentos y debe ser aplastado tras la muerte del pontífice.

Aunque la primera renuncia papal en casi 600 años ha abierto un territorio amplio y desconocido por recorrer, lo cual incluye la interrogante sobre cómo referirse a un Papa en retiro o incluso cómo debe vestirse, la Iglesia buscó mandar un mensaje claro de que Benedicto XVI no estará manejando los hilos tras bambalinas.

"Es seguro que el Papa no dirá absolutamente nada en torno al proceso de la elección", declaró Lombardi en una reunión con periodistas. "No interferirá de forma alguna".

El Vaticano ya ha elegido el próximo hogar del pontífice: un edificio de cuatro pisos unido a un monasterio en el extremo norte de los jardines del Vaticano donde solían vivir monjas de clausura. Desde hace varios meses ha estado en un proceso de renovación, aunque sólo un puñado de funcionarios en la Santa Sede sabía que algún día sería la casa de retiro de Benedicto XVI.

El martes fue posible apreciar materiales de construcción en el jardín delantero de la casa y una tubería de plástico que descendía desde el piso superior hasta un contenedor de carga.

Desde la asignación de un nuevo nombre a este nuevo hogar hasta la difícil realidad de tener un Papa en funciones y uno retirado, Benedicto XVI tiene abundantes decisiones por tomar al retirarse.

El Papa dijo el lunes que renuncia porque simplemente ya no tiene la fuerza en el cuerpo ni en la mente para seguir adelante como líder de la Iglesia católica. Lombardi reveló el martes por primera vez que el pontífice tiene desde hace años un marcapasos al que le fue cambiada la batería hace apenas unos meses.

Aunque no se ha anunciado una fecha para el cónclave en el que se elegirá al próximo Papa, debe comenzar en un máximo de 20 días después de su retiro el 28 de febrero. Eso significa que probablemente el Colegio de Cardenales elija a un nuevo pontífice para el día de Pascua, el 31 de marzo de este año.

De inmediato la decisión generó interrogantes sobre el nombre que se le dará a Benedicto XVI, dónde vivirá y cómo podría afectar todo ello a su sucesor.

Greg Burke, asesor en comunicaciones del Vaticano, dijo el martes que el hecho de que el Papa haya elegido vivir en un monasterio es significativo.

"Es algo que ha querido hacer desde hace algún tiempo", dijo Burke. "Pero creo que también deja entrever que su papel será muy callado, y eso es importante de forma que no exista una situación... en que haya dos Papas al mismo tiempo y uno influya sobre el otro".

"Creo que lo obvio es que, cuando él dice retiro, realmente significa retirarse", agregó.

__

Nicole Winfield está en Twitter como http://www.twitter.com/nwinfield

___

Trisha Thomas contribuyó a este despacho.

___

Gráfico interactivo: http://hosted.ap.org/interactives/2013/papa-benedicto-es/

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir