sunny
12:48 am
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Aumenta uso del cigarrillo electrónico en EEUU

RICHMOND, Virginia, EE.UU. - Un mayor uso de los cigarrillos electrónicos en Estados Unidos y una mayor consciencia de que existen dejan ver la necesidad de que el gobierno los regule y los evalúe, indicó el director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Casi seis de cada 10 adultos en Estados Unidos conocen los dispositivos que funcionan con batería, los cuales calientan una solución líquida de nicotina y generan vapor que los usuarios inhalan, según indicó el jueves el primer estudio para evaluar el cambio en el conocimiento de que existen y su uso a nivel nacional. El informe de los CDC (siglas en inglés de los Centros), publicado en la revista Nicotine & Tobacco Research, también indicó que aproximadamente uno de cada cinco fumadores reportó haber usado un cigarrillo electrónico.

"Esas conclusiones como que nos invitan a subrayar la necesidad de que haya un estudio más riguroso de los patrones de uso y consecuencias de estos cigarrillos electrónicos", dijo el doctor Tim McAfee en una entrevista con The Associated Press. "Hasta que exista una autoridad normativa y supervisión, será más difícil hacer afirmaciones certeras sobre cosas como los efectos tóxicos".

Algunas de las grandes compañías tabacaleras de Estados Unidos se han sumado al mercado de los cigarrillos electrónicos como parte de una tendencia en todo el sector a diversificarse más allá del negocio de los cigarros tradicionales. Reynolds American Inc., el segundo mayor fabricante de cigarrillos en Estados Unidos, ha comenzado la distribución limitada de su primer cigarrillo electrónico bajo la marca Vuse, mientras que Lorillard Inc., la tercera mayor tabacalera del país, adquirió al fabricante de cigarrillos electrónicos Blu Ecigs en abril.

Algunos cigarrillos de este tipo parecen uno normal con una pequeña luz en la punta que se enciende al succionar como si fuera uno real.

La Dirección de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) afirma que los cigarrillos electrónicos no se han estudiado a fondo. La entidad federal tiene programado ejercer autoridad normativa sobre estos cigarrillos más adelante este año para darles el mismo tratamiento que da a los cigarrillos tradicionales y otros productos de tabaco.

La FDA ha dicho que sus pruebas han identificado que algunos cigarrillos electrónicos contienen otras toxinas además de la nicotina y otras sustancias cancerígenas que están presentes en el tabaco de manera natural. Pero algunos expertos en salud pública dicen que el nivel de sustancias cancerígenas es comparable al de las halladas en productos de terapia de reemplazo de nicotina, porque la nicotina en todos los productos se extrae del tabaco.

Según los resultados de una serie de encuestas en internet, los CDC reportaron que el conocimiento de la existencia de los cigarrillos electrónicos aumentó de 40% en 2010 a casi 60% en 2011, y su uso entre los adultos se duplicó a 6% en ese período. La proporción de fumadores que dijeron haber usado un cigarrillo de este tipo aumentó de 10% a aproximadamente 21%, y de 2,5% a 7,4% entre los ex fumadores.

McAfee dijo que las motivaciones que impulsan a la gente a utilizar cigarrillos electrónicos siguen sin estar claras. Por ejemplo, un ex fumador podría estar experimentando con ellos como un nuevo sistema para recibir nicotina, o podría utilizarlos para dejar de fumar cigarrillos tradicionales. Los fumadores actuales podrían estar usando los cigarrillos electrónicos en lugares donde no se permite fumar tabaco tradicional.

Más de 45 millones de personas fuman cigarrillos en Estados Unidos y aproximadamente la mitad trata de dejarlos todos los años.

Los cigarrillos electrónicos, que inicialmente se comenzaron a comercializar en otros países en 2002, llegaron a Estados Unidos a finales de 2006. Ahora el sector ha aumentado de miles de usuarios en 2006 a varios millones en todo el mundo. Los analistas calculan que las ventas pudieran duplicarse a 1.000 millones de dólares en 2013. Algunas compañías ya han comenzado a transmitir publicidad por televisión.

Los aficionados a los cigarrillos electrónicos los consideran una forma de romper la adicción a los cigarrillos tradicionales. Esas personas insisten que el dispositivo incide positivamente tanto en la adicción a la nicotina como en los aspectos de comportamiento relacionados con el tabaquismo, como sostener el cigarrillo en la mano, inhalar y expulsar algo que parece humo, etcétera, sin las más de 4.000 sustancias químicas que tienen los cigarrillos tradicionales.

"A fin de cuentas, el punto básico es que... se desconoce el impacto de los cigarrillos electrónicos sobre la salud pública", dijo McAfee.

___

Michael Felberbaum está en Twitter como http://www.twitter.com/MLFelberbaum.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir