partlycloudy
9:33 pm
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Zelaya denuncia "golpe"; Micheletti asume presidencia de Honduras

TEGUCIGALPA - El Congreso designó el domingo a Roberto Micheletti como presidente provisional de Honduras, luego de que las fuerzas armadas le dieron un golpe de Estado al liberal Manuel Zelaya y lo expulsaron a Costa Rica.

Micheletti, presidente del legislativo desde el 2006, estará en el puesto hasta el 27 de enero de 2010, cuando Zelaya debía concluir su gestión de cuatro años. El Congreso acordó "improbar" la conducta de éste por "las reiteradas violaciones a la Constitución y a las leyes".

Previamente los legisladores habían leído una supuesta carta de dimisión enviada por el mandatario, que el propio presidente se encargó de desmentir.

"Nunca he renunciado ni nunca voy a usar ese mecanismo. Es totalmente falso", afirmó Zelaya. "Es otro crimen más contra la democracia. Es una conspiración político-militar de una elite que tiene miedo a las manifestaciones políticas", agregó en entrevista con la televisora CNN.

La supuesta nota de renuncia fue leída en la legislatura, reunida para conocer el resultado de una investigación sobre la capacidad mental y administrativa del ex mandatario en el desempeño de su cargo.

"Debido a problemas insuperables de salud, que me han impedido concentrarme en los asuntos fundamentales de Estado, cumplo con el deber de interponer mi renuncia irrevocable a la presidencia de la República, junto con la de mi gabinete de gobierno, efectiva a partir de esta fecha. Con mi renuncia espero contribuir a sanar las heridas del ambiente político nacional", dice la supuesta nota del mandatario.

Al concluir su lectura, los diputados aplaudieron.

Acto seguido se suspendió la sesión hasta que se reanudó para separar a Zelaya del cargo y designar a Micheletti, que se opone a las políticas de su antecesor aunque pertenecen al mismo Partido Liberal.

Por su parte, el presidente estadounidense Barack Obama dijo que está "muy preocupado" por los informes sobre la detención y expulsión de Zelaya.

"Estoy sumamente preocupado por informes provenientes de Honduras sobre la detención y expulsión del presidente Manuel Zelaya. Como lo hizo la Organización de los Estados Americanos el viernes, hago un llamado a todos los actores políticos y sociales en Honduras para que respeten las normas democráticas, el estado de derecho y los principios de la Carta Democrática Interamericana", afirmó el mandatario en un comunicado emitido por la oficina del secretario de prensa de la Casa Blanca.

"Cualquier tensión y disputas que existan tienen que ser resueltas pacíficamente a través de diálogo sin ninguna interferencia externa", agregó.

Por otro lado, el presidente venezolano Hugo Chávez aseguró el domingo que puso a las fuerzas armadas de su país "en alerta" tras el golpe militar contra Zelaya. Chávez dijo que no reconocerá a ningún gobierno que no sea el de Zelaya y que "Venezuela está en batalla" ante los acontecimientos en Honduras.

El mandatario agregó que tropas hondureñas habían retenido en forma temporaria y golpeado a los embajadores de Venezuela (José Laguna) y Cuba (Juan Carlos Hernández).

Consultado por la AP, el embajador Laguna afirmó que "sí, fui vejado por hombres encapuchados cuando estaba de visita en la residencia de la canciller Patricia Rodas". Indicó que lo mismo ocurrió con el embajador nicaragüense aquí, Mario Duarte.

En declaraciones a la televisión estatal, Chávez no dijo si Venezuela tomaría acciones militares pero no lo descartó y dijo que puso "en alerta la Fuerza Armada venezolana".

Los presidentes centroamericanos se reunirán el lunes en Nicaragua para debatir la situación en Honduras y han convocado al Grupo de Río.

Más tarde, Micheletti anunció en rueda de prensa que nombró a Enrique Ortez Colindres como nuevo canciller de Honduras. Ortez Colindres, un abogado de profesión, estudió en la universidad de la Sorbona en Francia, fue presidente del Banco Centroamericano de Integración Económica y embajador de Honduras en las Naciones Unidas.

Es militante antiguo del gobernante Partido Liberal y fue asesor personal en los dos primeros años del gobierno de Zelaya.

Micheletti estableció un toque de queda en Honduras a partir de las 9 de la noche por 48 horas. Según el nuevo mandatario, "el 90% de los hondureños está contento con lo que ha pasado en este país porque se trata de una sucesión constitucional".

En torno a la condena de Estados Unidos y Venezuela a lo sucedido en Honduras, Micheletti afirmó: "Nadie, ni Barack Obama y mucho menos Hugo Chávez tiene derecho de amenazar a este país. El primero (Obama) es un hombre respetuoso de la ley y presidente de una gran nación y el otro (Chávez) es un irrespetuoso de los países pobres de América".

Anunció asimismo que revisará el acuerdo que firmó Zelaya en agosto, cuando adhirió a Honduras a la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA).

"Revisaremos qué es lo que ha producido el ALBA a Honduras y dónde está el dinero que Chávez nos ha mandado (cuya cifra se estima en 300 millones de dólares en 10 meses) a fin de continuar, si así lo desea Venezuela".

"Chávez no ha regalado nada a Honduras, son créditos a largo plazo que intentaremos negociar con Venezuela. Pero si no hay negociación, entonces buscaremos el apoyo financiero de otras naciones", subrayó.

Advirtió que "si Zelaya regresa (al país), cometerá un delito y será detenido de nuevo y juzgado".

Entretanto, en reemplazo de Micheletti como presidente de la legislatura asumió José Alfredo Saavedra, del Partido Liberal, quien era secretario de ese organismo.

Armando Sarmiento, ex director de Ingresos y familiar de la ex primera dama Xiomara Castro, dijo a periodistas que al menos ocho ex ministros están detenidos. Entre ellos mencionó al ex secretario privado presidencial Eduardo Enrique Reina, a la ex canciller Rodas y al ministro de Seguridad, Jorge Rodas.

El organismo privado Libertad de Expresión denunció que el congresista izquierdista César Ham, del Partido Unificación Democrática, murió al enfrentarse a soldados que intentaron detenerlo en su casa.

"Aún no están claras las circunstancias de la muerte de Ham, pero él se resistió a ser arrestado y se enfrentó con una pistola al pelotón que llegó a su vivienda para detenerlo", dijo. Ham, de 50 años, era fiel seguidor de Zelaya.

El portavoz de la Secretaría de Seguridad, subcomisionado Héctor Iván Mejía, dijo a la AP que "no sé nada sobre Ham".

Zelaya ha recibido el apoyo masivo de gobiernos de la comunidad interamericana. Se encuentra en Costa Rica, donde afirmó que no reconocerá ningún intento de nombrar a alguien en su reemplazo.

"Un gobierno usurpador no puede ser reconocido por absolutamente nadie... si este gobierno se queda allí va a estar solo", señaló.

Por la noche, Zelaya partió rumbo a Nicaragua en un avión cedido por su colega venezolano Chávez.

En un comunicado divulgado en cadena de radio y televisión, la Corte Suprema hondureña dijo que los militares actuaron de acuerdo a la Constitución hondureña.

Saúl Escobar, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), leyó un comunicado en el que ratificó que "habrá (el 29 de noviembre) elecciones generales en cumplimiento de la Constitución".

Zelaya fue detenido por soldados el domingo temprano, horas antes de que iniciara la encuesta a la que convocó para consultar a la población sobre una posible reforma constitucional, una medida a la que se opusieron gran parte de los demás miembros del gobierno hondureño.

La consulta es prohibida por la Constitución de 1982.

"¡Viva la democracia!", gritó Micheletti al asumir el cargo enmedio de los aplausos y vítores de 124 de los 128 diputados presentes en el hemiciclo legislativo. No acudieron a la sesión los cuatro congresistas del izquierdista Partido Unificación Democrática.

"Doy gracias a Dios por permitirme esta bella oportunidad", dijo en su primera declaración como mandatario, en la que convocó también a "un gran diálogo nacional".

"Asumo en el irrestricto cumplimiento y respeto de la Constitución, que con profunda convicción democrática juro cumplir y hacer cumplir", añadió.

Y aclaró: "no llego a esta posición bajo la ignominia de un golpe de Estado. Llego como producto de un proceso de transición absolutamente legal, tal como lo contemplan nuestras leyes y que reafirman la vigencia de la Constitución, el estado de Derecho y la continuidad de la República".

Destacó que la Corte suprema de Justicia, fuerzas armadas, poder legislativo y el Ministerio Público "hemos asumido nuestro rol institucional para reivindicar el respeto a las leyes y a los principios de la democracia, y respetar la soberanía de la nación".

Dijo estar "consciente" de la "inmensa responsabilidad que significa administrar nuestro país, pero lo hago con el compromiso sagrado de cumplir cada una de las funciones que la ley me manda... y hago la promesa ante la patria, y por el honor de mi familia, de actuar con transparencia y honestidad".

Micheletti aseguró que su tarea inmediata será trabajar incansablemente para restablecer la paz y la tranquilidad perdidas, y la justicia social para que no existan odios ni resentimientos ni injusticias entre los hondureños.

Anunció que su consigna será "la conciliación de la gran familia hondureña y establecer un gran diálogo nacional" y que "en mi poco tiempo como gobernante me dedicaré a buscar la seguridad, erradicar la pobreza, el hambre y la falta de certidumbre"

Luego de indicar que "no hay vencedores ni vencidos porque la patria es de todos", aseguró que "los patriotas y héroes son los que tomaron decisiones con valentía para el mejor destino de la nación".

Anunció que "lo que hemos hecho aquí es un acto democrático... y nuestro ejército sólo cumplió la orden que le dieron la Corte suprema, la fiscalía y el pueblo". Dijo que en las próximas horas oficializará su equipo de trabajo y plan de gobierno.

Micheletti, de ascendencia italiana, es miembro del Congreso desde hace 27 años y empresario del transporte público.

El funcionario de 69 años perdió en las elecciones internas del Partido Liberal para la designación de candidato presidencial para las elecciones de noviembre, que las ganó el actual candidato, Elvin Santos.

Zelaya tuvo en Micheletti a un fuerte crítico por los intentos presidenciales de reformar la constitución a fin de ser reelegido.

La familia de Micheletti reside en El Progreso, a unos 180 kilómetros al norte de Tegucigalpa, en la provincia de Cortés, sobre el Caribe. En su juventud fue militar.

Era miembro de la Guardia de Honor Presidencial en octubre de 1963, cuando el ejército derrocó al extinto presidente liberal Ramón Villeda Morales. Sus amigos lo califican como "un viejo luchador del liberalismo" y es conocido por su carácter fuerte.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir