cloudy
2:48 am
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Refuerzan vigilancia de frontera EEUU-Canadá

PLATTSBURGH, Nueva York, EE.UU. - La frontera sin defensas más extensa del mundo. Es una frase muy usada, pero que refleja cabalmente la situación en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, y los gobiernos de ambos países están tratando de reforzar la vigilancia para contrarrestar un creciente tráfico de drogas y armas.

La Patrulla de Fronteras estadounidense ha triplicado el número de agentes asignados a la frontera norte, de 8.850 kilómetros (5.500 millas), en los últimos años y pronto emplazarán cientos de efectivos más. Además, están ensayando aparatos no tripulados y construyendo torres de vigilancia en Buffalo y Detroit. A lo largo de la frontera, por otra parte, operan equipos con elementos de distintos servicios de seguridad, de ambos países.

La violencia y el contrabando en la frontera con Canadá son minúsculos comparado con los que se registran en la frontera sur, con México, pero de todos modos plantean algunos desafíos: es difícil de vigilar debido a su extensión y geografía, y es usada por bandas de motociclistas y traficantes de drogas asiáticos para ingresar contrabando.

"Es una frontera muy larga, remota, con grandes bosques y escasamente poblada", comentó James Burns, agente especial de la agencia de lucha contra las drogas (DEA). "Es fácil cruzarla sin ser detectado".

Canadá suministra grandes cantidades de marihuana a los estadounidenses, incluidos cientos de miles de kilos del cotizado "Brote B.C." de la Columbia Británica. También abastece de grandes cantidades de ecstasy, mezclado con frecuencia con una forma muy adictiva de metanfetamina.

El contrabando llega por helicóptero, en embarcaciones, planeadores, camiones de ganado, bolsos de mochileros y motocicletas de nieve. Un cruce muy popular es el de la reserva de indígenas mohawk de St. Regis/Akwesasne, sobre el río San Lorenzo. Los indígenas tienen soberanía sobre ese territorio y restringen la presencia de investigadores de Canadá y Estados Unidos.

Este mes las autoridades de Plattsburgh, sobre el lago Champlain, informaron que desmantelaron una red que movilizaba miles de millones de dólares en marihuana usando las tierras de los mohawk como escala.

Fueron encausadas unas 50 personas, desde Quebec hasta la Florida. En los últimos cuatro años la banda ingresó de contrabando a Estados Unidos marihuana de alta calidad por valor de 250 millones de dólares anuales.

"Es fácil olvidarse de que en este entorno idílico, de comunidades amistosas, y a pesar de las estrechas relaciones con nuestros vecinos canadienses, hay gente interesada en llenarse los bolsillos sin importarle el daño que le causan a otros", comentó el subsecretario de Justicia estadounidense Grant Jaquith.

Sin contar Alaska, la frontera entre Estados Unidos y Canadá abarca 6.400 kilómetros (4.000 millas) desde el Pacífico hasta el Atlántico. El doble que la frontera con México.

Sin embargo, la Patrulla de Fronteras tenía 16.900 agentes en la frontera con México y 1.550 en la frontera con Canadá en junio.

Según las últimas estadísticas, la marihuana canadiense representa el 3% de la marihuana confiscada en las proximidades de la frontera del lado estadounidense, pero las autoridades creen que esa cifra va a aumentar porque habrá un incremento en el cultivo.

El director de la división antidrogas de las Naciones Unidas, Antonio María Costa, exhortó el mes pasado a Canadá a que siga los pasos de México y Estados Unidos y tome medidas enérgicas para combatir la proliferación de los precursores usados en los laboratorios de drogas ilegales.

El inspector Doug Ellerker, subdirector de la policía montada canadiense, dijo que esos laboratorios son el principal objetivo de las autoridades.

"Debido al dinero que generan, son un problema real", expresó. "Notamos una tendencia al empleo de laboratorios grandes, que pueden producir grandes cantidades de drogas".

Canadá tiene todo tipo de bandas: desde motociclistas de Quebec francoparlantes hasta pandillas de chinos y vietnamitas que operan en las grandes ciudades. Otro problema grande, según la policía, es que la industria de los camiones de transporte ha sido infiltrada por delincuentes que vinieron de la India.

El Centro Nacional de Inteligencia sobre Drogas dijo en su informe del 2009 que los narcotraficantes canadienses generan entre 33.000 y 56.000 millones de dólares anuales en ventas a Estados Unidos. La mayor parte del dinero ingresa ilegalmente a Canadá a través del territorio mohawk.

"¿Quién sabe para qué usan este dinero?", comentó Burns. "Hemos tenido la suerte de evitar la violencia que azota la frontera con México, toco madera. Pero el potencial está allí".

La Columbia Británica ya tiene un problema grave de violencia, que ha derivado en decenas de asesinatos en los últimos dos años, pues pandillas como las de los Escorpiones Rojos y las Naciones Unidas se pelean por el negocio. La principal actividad de la zona es la exportación de potente marihuana hidropónica que produce esa provincia a cambio de cocaína, armas y dinero en efectivo.

La cocaína proviene mayormente de Colombia y es distribuida por traficantes mexicanos. La marihuana, que produce un efecto muy intenso, genera más de 8.000 dólares el kilo en la venta al por mayor en Los Angeles, Chicago o Nueva York.

-----

En este despacho colaboraron los reporteros de AP Jeremy Hainsworth, desde Vancouver, y Gene Johnson, desde Seattle.

___

En la red:

U.S. Drug Threat Assessment: http://www.usdoj.gov/ndic/pubs31/31379/index.htm

Drug Situation in Canada: http://www.rcmp-grc.gc.ca/drugs-drogues/drg-2007-eng.htm

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir