partlycloudy
9:56 am
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Día de los Muertos

Phoenix, Arizona

En el 2005, personal de azcentral.com en conjunto con Elvira Espinoza, editora del periódico La Voz, viajaron a la Ciudad de México con el fin de documentar la celebración del Día de los Muertos en Mixquic, México. Lo que una vez fue una isla del imperio azteca, predominantemente agrícola, Mixquic, está ubicada en la delegación de Tlahuac al sureste del Distrito Federal y es conocida como "La Ciudad de los Muertos", debido a sus festividades tradicionales en celebración del Día de los Muertos.

Durantes los últimos días de octubre, el pueblo entero se enfoca en la celebración del Día de los Muertos, la misma que acapara tres días. Los comerciantes se ocupan de ubicar sus estanterías en las calles, las mismas que el los próximos días estarán inundadas con miles de visitantes. La iglesia de la Parroquia San Andrés Apostal, una iglesia católica que sirve como el centro de la ciudad, es también el centro de las actividades, pues el seminario colindante prepara su patio para los turistas y los aldeanos en el cementerio circundante limpian los sepulcros de sus difuntos. También, los hogares de Mixquic se preparan para el acontecimiento de tres días, ya que los visitantes pronto pasarán a visitar brevemente los altares elevados en honor a los muertos. Los dos primeros días de noviembre, los hogares de Mixquic tiene una política de puertas abiertas animando a todos los transeúntes a que entren y visiten sus altares.

El 31 se octubre es una noche festiva, ya que los visitantes merodean alrededor del festival de la calle. Muchos de ellos visitan el patio interior del monasterio donde se exhiben representaciones de Mictlantecihuatl y Mictlantecuhtle, el señor y la señora del mundo terrenal, al igual que un sinnámero de cráneos y huesos, no identificados, que los moradores han encontrado en el trascurso de los años al excavar el área. El patio del monasterio, al igual que el festival, es una mezcla del catolicismo y de las culturas mexicana/aztecas antiguas, y es uno de los puntos más visitados durante la celebración de tres días.

El primero y dos de noviembre, con las calles llenas de flores e incienso, las familias preparan los sepulcros del cementerio de la iglesia de San Andrés Apostal para la celebración. Las tumbas son adornadas de forma muy elaborada con mosaicos de pétalos de flor, velas, fotos y copal (un incienso tradicional de estas festividades). A las 2:p.m. del 2 de noviembre, las familias se dirigen al campo santo donde entre flores y veladoras encendidas recuerdan con una canción, plegarias y lagrimas a sus parientes fallecidos. Cuando cae la noche, el campo santo irradia con el brillo de miles de veladoras y el aroma de las flores y el copal. Cuando llega la media noche, con el repicar de las campanas, se llaman a las almas al cementerio y las familias de ellas permanecen hasta la madrugada visitándolas.

José Eduardo López Bosch, nuestro guía y experto en la celebración del Día de los Muertos, nos relato la historia detrás de esta celebración y nos dio una idea de la complejidad de las tradiciones que estábamos a punto de presenciar. El señor López Bosch fue una fuente valiosa de información, y el video de la historia que encontrará abajo está basado, en mayor parte, en nuestra entrevista con él.

Todos los videos e imágenes que encontrará a continuación fueron tomadas en Mixquic, México entre el 28 de octubre y el 3 de noviembre del 2005. Gracias a todas aquellas maravillosas personas de Mixquic que nos permitieron entrar en sus vidas por un corto tiempo. Además, queremos agradecer de manera especial a Elvira Espinoza y su esposo Tom, quienes nos acompañaron, generosamente, por la Ciudad de México, como nuestros amigos, guías y traductores. Nada de esto hubiese sido posible sin su ayuda.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir