partlycloudy
10:23 pm
Noticias  •  Su Dinero  •  Mexico  •  Deportes  •  Entretenimiento
  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir

Sacerdote acusado de abuso en EEUU sigue activo en la India

ST. PAUL, Minnesota, EE.UU. - Un sacerdote acusado de abusar sexualmente de una joven de 14 años en Minnesota sigue trabajando en una diócesis en la India sin planes de retornar a Estados Unidos para enfrentar los cargos que se le imputan.

El padre Joseph Palanivel Jeyapaul, quien recibió un castigo menor, se encuentra trabajando actualmente en la oficina del obispo, donde se encarga de tramitar citas de los profesores de una decena de escuelas católicas en la diócesis de Ootacamund, en el sur de la India.

"No podemos simplemente echar al sacerdote, así que él se está quedando en la casa del obispo y ayuda con las citas", dijo el obispo A. Almaraj. "El dice que es inocente y que estos son sólo alegatos... No sé qué más hacer".

Jeyapaul sólo está involucrado con el "trámite de papeles, no tiene nada que ver con niños", insistió Almaraj.

El Vaticano dijo el lunes que las autoridades eclesiásticas allí consideran que Jeyapaul debía ser retirado del sacerdocio y que cooperaron con esfuerzos para extraditarlo a Estados Unidos, incluso facilitándole a las autoridades la ubicación exacta que tenía en la India.

Pero dijeron que el obispo Almaraj rehusó retirar al sacerdote y optó por sentenciarlo a un año en un monasterio tras someterle a juicio eclesiástico.

El abogado estadounidense del Vaticano, Jeffrey Lena, dijo en un comunicado el lunes que la Iglesia consideraba las acusaciones contra Jeyapaul "lo suficientemente graves y con mérito para despedirlo como clérigo". Pero de acuerdo con el derecho canónico, el Vaticano dejó esa decisión al obispado local, dijo Lena.

Jeyapaul fue uno de numerosos sacerdotes extranjeros traídos para que cubrieran puestos en parroquias en Estados Unidos, debido a la escasez de clérigos locales. El año pasado, casi una cuarta parte de los sacerdotes recién ordenados en Estados Unidos eran de origen extranjero, según el Centro de Investigación Aplicada en el Apostolado en la Universidad de Georgetown.

Jeyapaul, de 55 años, llegó en el 2004 a Minnesota y fue asignado a la iglesia católica del Sagrado Sacramento en Greenbush, una localidad de menos de mil personas al sur de la frontera con Canadá. En el 2005 viajó a la India para visitar a su madre enferma.

Durante la permanencia de Jayapaul en el país asiático, el obispo Victor Balke, de la diócesis de Crookston, Minnesota, dijo que recibió una carta anónima que acusaba a Jayapaul de una relación inapropiada con una adolescente de 16 años. Balke investigó y le envió un correo electrónico a Jeyapaul para informarle de las acusaciones.

"Ya no es usted bienvenido aquí, y si regresa acudiré a la policía", escribió Balke.

Jeyapaul le respondió diciéndole que había sido acusado falsamente y permanecería en la India.

Balke también notificó a la Congregación para la Doctrina de la Fe, la oficina en el Vaticano que maneja todos los casos de abuso que involucran a sacerdotes y que anteriormente estuvo encabezada por Joseph Ratzinger, ahora el papa Benedicto XVI.

Los detractores de la Iglesia católica señalan que el caso en Minnesota es otro ejemplo del encubrimiento de sacerdotes para impedir que afronten la ley aun cuando hayan acosado sexualmente a menores.

Nunca se presentaron cargos en torno al presunto caso de la joven de 16 años. Pero en noviembre del 2006, Balke escribió otra carta al Vaticano, advirtiendo que fiscales de Minnesota buscaban presentar cargos contra Jeyapaul vinculados con otra chica, esta de 14 años, y esperaban obtener su extradición.

Los cargos en torno a la joven de 14 años fueron presentados en enero del 2007. Los fiscales dicen que acusó a Jeyapaul de amenazarla con matar a su familia si no entraba a la rectoría, donde la obligó a hacerle sexo oral y la manoseó.

"Es una acusación falsa en mi contra", dijo Jeyapaul a The Associated Press. "No conozco a esa niña para nada".

El Vaticano rechaza las acusaciones de que protege a sacerdotes pedófilos, y ha culpado a los medios de comunicación por lo que considera es una campaña de desprestigio contra el papa Benedicto XVI y sus asesores. La Santa Sede insiste en que el pontífice se ha tomado las acusaciones muy en serio y que ha aplicado medidas al respecto.

___

Nessman reportó desde Nueva Delhi. La corresponsal Nicole Winfield de la AP en Ciudad del Vaticano contribuyó con este despacho.

  • Tamaño de Tipo: A A A
  • ImprimirImprimir
  • EmailEmail
  • Compartir